Notas Útiles

Notas Útiles

CONSEJOS PARA EL PINTADO

  • En todos los casos, mezclar bien la pintura antes de usar.
  • De ser necesario, diluir lo mínimo indispensable para conseguir una fácil pintabilidad y deslizamiento del rodillo.
  • No mezclar pinturas de distintos tipos y/o marcas.
  • Asegurar en toda la superficie un sustrato firme, limpio, seco, desengrasado, libre de óxido, polvillo, moho o humedad.
  • Evitar el pintado a temperaturas muy extremas, sobre superficies muy calientes, húmedas o bajo fuertes vientos exteriores.
  • Respetar las indicaciones recomendadas para cada producto.
  • Seguir el esquema recomendado para cada pintura y superficie a tratar.
  • Respetar los tiempos entre manos, para el lijado y repintado.
  • Al concluir el trabajo, limpiar los elementos utilizados con el diluyente especificado, así como salpicaduras o manchas, preferentemente antes que se sequen para facilitar su remoción.
  • Siguiendo las indicaciones obtendrá una excelente terminación, el mayor rendimiento y protección y un sustancial ahorro de mano de obra y material.

PREPARACIÓN DE LA SUPERFICIE A PINTAR

  • La superficie debe estar firme, limpia, seca, sin polvillo, hongos o grasitud.
  • Las partes flojas o mal adheridas deben ser eliminadas, raspando o cepillando la superficie y luego aplicar sellador-fijador o fondo para paredes o madera según corresponda.
  • Las imperfecciones profundas de las paredes deben ser corregidas con revoque.
  • Las imperfecciones pequeñas de las superficies internas o externas deben ser reparadas con enduido.
  • Las manchas de grasa o aceite deben ser eliminadas con agua y detergente.
  • Las superficies con hongos deben ser lavadas con una solución 1 a 1 de agua con lavandina. Inmediatamente enjuagar con abundante agua y dejar secar.
  • Debe eliminarse cualquier tipo de brillo usando una lija de grano adecuado para que la pintura adhiera. Para ello líjela cuidadosamente.

RECOMENDACIONES PARA EL PINTADO DE DISTINTOS TIPOS DE SUPERFICIES

Superficies: revoque, yeso, hormigón.

  • Antes de comenzar con el pintado sobre un revoque nuevo, aguardar hasta que el mismo esté seco y curado, lo cual demora no menos de 28 días.
  • Si la pintura fue aplicada sobre revoque mal curado, probablemente se descascarará, porque la impermeabilidad de la pintura dificultará la salida de la humedad y de los gases generados durante la cura, carbonatación o cementización del revoque, que actuarán sobre la película de pintura causando el descascaramiento.
  • Los revoques flojos presentan superficies poco firmes, hecho que podrá ser verificado al frotar la mano sobre el revoque, constatándose la existencia de partículas sueltas. En este caso se recomienda asegurar siempre la superficie utilizando fondo para paredes.
  • Como pintura de terminación puede optarse por latex interior o exterior según corresponda.

Superficie: hierro

  • Superficies nuevas.
    Sin presencia de oxido, aplicar 2 manos de antióxido, dejar secar, y aplicar esmalte sintético.
  • Superficies oxidadas.
    Eliminar partículas de oxido suelto usando cepillo de acero. Aplicar 2 manos de convertidor de oxido, dejar secar y luego aplicar la pintura de terminación que corresponda.
  • Repintado.
    Eliminar el oxido, si lo hubiera, lijar y aplicar en las partes no recubiertas de la superficie metálica antióxido, después del lijado lijar suavemente, limpiar el polvillo y luego aplicar esmalte sintético.

Superficie: madera

  • Superficies nuevas.
    Lijar para eliminar las imperfecciones en el sentido de la veta de la madera. Aplicar 1 mano de fondo para madera con dilución de hasta un 20% dependiendo de la absorción de la superficie. Después del secado, lijar nuevamente, eliminar el polvillo y aplicar la pintura de terminación.
  • Repintado.
    Lijar, limpiar el polvillo y luego pintar con el acabado elegido.
  • Barnices.
    Lijar, limpiar el polvillo y luego pintar con el acabado elegido.
    Para el barnizado en madera es suficiente lijar la superficie en el sentido de las vetas con lija de grano fino aplicando las manos necesarias de barniz con la dilución adecuada para cada caso, dejando secar entre manos.


DEFINICIONES BÁSICAS

Pinturas

Son dispersiones líquidas pigmentadas que luego de aplicarse en capas finas y tras el proceso de secado, se convierten en películas sólidas y opacas.

A- Pigmentos.

Son partículas sólidas finamente molidas, que brindan a la pintura determinadas características.

  • Los pigmentos de color son los que, precisamente, le confieren color a la pintura y además, poder cubritivo, resistencia, regulación de brillo, etc.
    Ejemplos: dióxido de titanio (blanco), ftalocianina (verde, azul), óxido de hierro (negro, rojo y amarillo).
  • Los pigmentos extendedores o cargas, son pigmentos incoloros que se utilizan para brindar mayor consistencia y resistencia a la pintura y también, para regular el brillo.
    Ejemplos: carbonato de calcio, barita, caolín, etc.

B- Resinas.

Son los medios en los cuales se dispersan los pigmentos coloreados y las cargas y, por formar la película sólida, le confieren a la pintura las propiedades de adherencia, flexibilidad, elasticidad, resistencia a la abrasión, etc. Es tal su importancia que dependiendo de sus propiedades, determinan si la pintura es apta para ser aplicada en interior, exterior, si se ofrece resistencia a agentes químicos, etc. Ejemplos: látex (estireno, acrílico, vinílico, sus respectivos copolimeros), resinas alquídicas, resinas a base de caucho clorado, poliuretánicas, epóxicas, etc.

C- Solventes.

Son los elementos que regulan la viscosidad de la pintura tanto en el envase como durante la aplicación, evaporándose durante el proceso de secado y dejando consolidado el film sobre el sustrato. Los solventes más utilizados son agua, aguarrás, thinner, xileno, tolueno, etc., dependiendo en cada caso, del tipo de pintura.

D- Aditivos.

Son elementos que regulan propiedades específicas de la pintura. Por ejemplo, el amoníaco regula el ph en las pinturas de base acuosa. Existen también secantes, antiespumantes, antipelícula, dispersantes, agentes nivelantes, etc.

Pinturas al látex

Son recubrimientos opacos, en la mayoría de los casos de terminación mate o satinada, formulado a partir de dispersiones de pigmentos de color y pigmentos extendedores y resinas emulsionadas en agua. Las más utilizadas son las resinas acrílicas, vinílicas, estirénicas, y sus copolimeros. Todas las materias primas y los aditivos son seleccionados de acuerdo al uso final de la pintura para minimizar la sensibilidad al agua de la película consolidada.

Son las pinturas más utilizadas en las obras arquitectónicas por su facilidad de aplicación y por ser diluibles con agua, secando por simple evaporación de la misma, casi sin dejar olor. Es un acabado ideal para superficies de mampostería.

Fondos

Son materiales destinados a acondicionar la superficie a pintar (mampostería, madera, metal, etc.) Generando el mayor rendimiento y la mejor adherencia de las manos posteriores de pintura.

Se puede establecer la siguiente clasificación:

  • Fijador-sellador:
    Es un material compuesto por diversas resinas, con bajo contenido de sólidos que optimizan las propiedades de penetración. Favorece el fijado a la superficie del polvillo procedente de los materiales de terminación, como revoques, cementos, enduidos, etc., y el sellado de las superficies porosas, uniformando la absorción de las mismas, para mejorar la adherencia de la pintura final.
  • Fondo pigmentado:
    Es un material que contiene vehículos de gran penetración para rellenar y sellar superficies muy porosas. Su alto contenido de pigmentos extendedores permite obtener una película uniforme y fácil de lijar. Suelen ser utilizados para fondear maderas.

Enduídos

Son materiales con un alto contenido de inertes y resinas en dispersión acuosa.

Habitualmente se utilizan sobre mampostería, yeso y revoques permitiendo el alisado de la superficie mediante su aplicación y posterior lijado.

Diluyentes

Son líquidos de composición química variada que se emplean para diluir pinturas, barnices, fondos, etc. Los más utilizados son: agua, aguarrás, thiner, xileno y tolueno.

Por ejemplo, el agregado de una adecuada cantidad de diluyente a la pintura, favorece la aplicación de la misma, su nivelación y la correcta formación de la película. El uso de un diluyente inadecuado puede perjudicar irreversiblemente algunas propiedades del acabado final y producir defectos en la película una vez seca (cráteres, piel de naranja, pérdida de brillo, flotación del color, marcas de pincel o rodillo, etc.).

Todo diluyente que se agregue a un determinado producto, se debe emplear también para la limpieza de los elementos de trabajo.


Tintes

Son dispersiones de pigmentos concentrados que sirven para entintar pinturas, barnices, etc

Deja una respuesta

¿Necesitas ayuda?